Confort

Ventaja 55

Los pavimentos asfálticos proporcionan una superficie uniforme, silenciosa y resistente al deslizamiento.

En el mundo actual, el ruido se ha convertido en la forma de contaminación medioambiental más extendida. El ruido está por todos lados. 

La sociedad actual percibe el ruido como una de las principales fuentes de contaminación medioambiental, especialmente en el caso de carreteras muy transitadas que cruzan zonas urbanas. Las superficies asfálticas nuevas producen menores niveles de ruido que otros materiales de construcción. Esto ayuda a reducir el impacto en las comunidades atravesadas por las carreteras, al tiempo que aumenta el confort del conductor y los pasajeros.

Según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS, 2011), el ruido del tráfico es el segundo mayor problema medioambiental que incide sobre la salud en la UE, tras la contaminación del aire.

Vea: http://www.ecf.com/wp-content/uploads/2011/09/e94888.pdf

Directiva UE 2002/49/EC

El Parlamento Europeo y el Consejo adoptaron la Directiva 2002/49/EC sobre la gestión del ruido ambiental el 25 de junio de 2002. Su principal objetivo es proporcionar una base común para afrontar los problemas de ruido en la UE. Los principios rectores de esta directiva son similares a los de otras directivas de política medioambiental:

• seguimiento del problema medioambiental mediante la obligación de las autoridades de los Estados Miembro a elaborar mapas estratégicos de ruido para las principales carreteras, vías férreas, aeropuertos civiles y aglomeraciones urbanas, basados en indicadores de ruido armonizados;
• informar y asesorar al público sobre la exposición al ruido, sus efectos y las medidas apropiadas para mitigar dicho ruido, en línea con los principios del Convenio de Aarhus;
• abordar  los problemas locales de ruido mediante el requerimiento a las autoridades competentes para que establezcan planes de acción orientados a reducir el ruido donde sea necesario y a preservar la calidad sonora medioambiental allí donde sea buena (la Directiva no establece ningún valor límite ni prescribe medidas a emplear en los planes de acción, que quedan a la discreción de la autoridad competente); y
• desarrollar una estrategia común para la UE a largo plazo, que incluya objetivos de reducción del número de personas afectadas por el ruido y que ofrezca un marco de actuación.

Las superficies con textura negativa, como el asfalto poroso, paran el ruido en su origen, mientras que las pantallas acústicas intentan absorber o redireccionar el ruido una vez se ha generado. Por lo tanto, se puede afirmar que los pavimentos asfálticos son más silenciosos que otros tipos de pavimentos.